Marta y Thom – Nuestros novios más viajeros – Bodas-Alehopeventos

Marta y Thom – Nuestros novios más viajeros – Bodas-Alehopeventos

Marta y Thom residen en Suiza pero decidieron que sería Madrid en concreto Alcalá de Henares, el lugar elegido para celebrar su enlace y lugar de nacimiento de la novia.

Los novios contactaron con nosotras a un mes para la celebración de su enlace y fue el servicio de coordinación el que les recomendamos dada la situación que nos plantearon. Había que organizar a todos los proveedores, disponer determinados elementos decorativos que nos encargaron a parte y la revisión y coordinación de toda la boda.

Para todas aquellas parejas que me preguntáis, sabéis que el “servicio de coordinación” es el que siempre os recomiendo y el que me parece imprescindible en la organización de una boda.

En esta ocasión no cabía duda, vivían en Suiza y vendrían a España una semana antes de la boda para ultimar los detalles. Nos reunimos con ellos en tres ocasiones, una el día siguiente de su llegada, otra con el catering y el último día a dos días de la boda para ultimar detalles y repasar el timming de la misma, no había tiempo para más en una semana.

Para contraer matrimonio eligieron la capilla de San Ildefonso, magnífico edificio anexado a la Universidad de Alcalá de Henares. La bonita ornamentación floral junto con el sonido del cuarteto de cuerda creó un ambiente mágico para que la aparición de la novia vestida por Lucía de Miguel y rodeada de sus pajes dejara sin palabras a los invitados y se convirtiera en uno de los momentos más emotivos del día. La ceremonia se fue traduciendo al alemán y emitiendo en una pantalla para que la familia del novio pudiera seguirla.

La celebración tuvo lugar en el Monasterio de San Bartolomé de Lupiana en Guadalajara, situado en un lugar idílico y único. Sin duda, fue una boda marcada por los detalles, se cuidó la decoración al máximo en todas las estancias del Monasterio consiguiendo un ambiente romántico y exquisito.

El día amenazaba lluvia y aunque respetó a los novios a la salida de la capilla, no lo hizo a la llegada al Monasterio. No se pudo dar la bienvenida a los invitados dónde estaba previsto, en la antigua capilla del Monasterio, ni se pudo celebrar el cóctel en los preciosos jardines.

Media hora antes de la llegada de los invitados al Monasterio tuvimos que poner en marcha el plan “B”, cuya decisión quedó en nuestras manos y que afortunadamente todo el mundo agradeció.

Trasladamos el cóctel al claustro de la primera planta dónde se instalaron los cinco puestos de comida que estaban previstos y que hicieron las delicias de todos los invitados.

Amantes de los viajes, los novios tenían claro que la temática de su boda giraría entorno a este tema. El seating plan plasmaba esta circunstancia y decidieron que las coordenadas de los lugares que habían visitado juntos fueran las que marcaran las mesas dónde se tenían que sentar los invitados. Marta y Thom consiguieron lo que buscaban, desconcertar y divertir a sus invitados buscando su mesa.

La comida se celebró en el segundo claustro situado en la planta superior del edificio, dónde no faltaron las sorpresas de los novios a los invitados, de los invitados a los novios, las risas, la alegría y sobre todo las muestras de cariño entre Marta y Tom con momentos muy entrañables.

Posteriormente empezó el baile en el Refectorio del Monasterio dónde una vez más se sorprendió a los invitados con un espectacular montaje de luces y sonido y dónde no se paró de bailar ni un minuto, no faltaron ni las rosquillas de la Tia Angelita, que son la delicia de toda la familia.

La lluvia no ensombreció para nada la celebración y cuando empezó a caer la noche, el Monasterio se vistió de misterio, el olor a tierra mojada y las sombras que proyectaban los majestuosos cipreses consiguieron mostrar unos momentos que siempre quedarán en la retina no sólo de los invitados, familiares y novios, también en las nuestras.

Marta y Thom, nuestros novios viajeros ya forman parte de nuestra historia y ocupan un trocito de nuestro corazón. ¡Os queremos y os deseamos toda la felicidad del mundo!

By Carmen

Iglesia: Capilla San Ildefonso – Universidad de Alcalá de Henares
Lugar de celebración: Monasterio San Bartolomé de Lupiana
Catering: Leal & Maese
Fotografía: Will Marsala
Video: Daniel Carboneras
Fotógrafo y Video II: Christian García
Vestido: Lucía de Miguel
Zapatos: Valentino
Música iglesia: Cuarteto Noname
Música, DJ y sonido: Partyson
Vestidos pajes: Teresa y Leticia
Wedding Planner: AlehopEventos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

.cata-page-title, .page-header-wrap {background-color: #e49497;}.cata-page-title, .cata-page-title .page-header-wrap {min-height: 250px; }.cata-page-title .page-header-wrap .pagetitle-contents .title-subtitle *, .cata-page-title .page-header-wrap .pagetitle-contents .cata-breadcrumbs, .cata-page-title .page-header-wrap .pagetitle-contents .cata-breadcrumbs *, .cata-page-title .cata-autofade-text .fading-texts-container { color:#FFFFFF !important; }.cata-page-title .page-header-wrap { background-image: url(https://www.alehopeventos.com/wp-content/archivos/2017/12/alehopeventos-7.jpg); }